Hoy toca depilación

Sabemos que la fotodepilación o depilación láser está de moda, que es muy cómoda y que a la mayoría nos encanta eso de poder olvidarnos de los pelitos, sobre todo en verano, pero sigue habiendo gente (mujeres y hombres) que prefieren la depilación tradicional, o natural, así que hoy, de la mano de Bellesa i Unglés os traemos las técnicas actuales de depilación natural.

Métodos sostenibles

Depilación con hilo

Para mí, un gran descubrimiento, una técnica cuyo origen proviene de la India y la antigua Persia. Consiste en el uso de un hilo de seda o de algodón, que se enrosca sobre la piel y consigue extraer el pelo, incluso los que acaban de nacer, desde la raíz. Es una técnica muy precisa que consigue una mayor definición de las cejas y de ahí que se esté popularizando en occidente como técnica de depilación facial. Al principio la sensación es extraña, ¿dolorosa? Dependerá del tipo de piel y de la persona. En algunas zonas más sensibles puede provocar irritación que se calma rápidamente. Eso sí, debe realizarse por profesionales ya que el mal uso del hilo puede provocar heridas en la piel.

Depilación “sugaring”

Consiste en la elaboración de una pasta de caramelo con azúcar, agua y limón, que se aplica sobre las zonas a trabajar. El caramelo penetra en el folículo piloso por lo que facilita la extracción desde la raíz, el azúcar nos ayudará además a hacer una exfoliación y la vitamina C del zumo de limón nos protegerá la piel de los radicales libres y, por si esto fuera poco, el uso continuado de este método nos  ayudará a debilitar el vello y hacer la depilación más duradera. Ideal para todo el cuerpo y especialmente para las zonas más íntimas y sensibles ya que es menos doloroso que el uso de la cera.

Manoplas de depilación

La gran ventaja, que te depilas en casa o en cualquier lugar. Con las manoplas realizamos un ligero masaje circular, moviendo hacia un lado y hacia el otro,  sobre nuestra piel que irá eliminando el vello mientras nos exfolia. No contiene ningún componente que pueda irritar la piel por lo que es ideal para todo tipo de pieles y hará que la depilación no sea un problema cuando nos vamos de vacaciones, ya que podemos llevarnos nuestra manopla de depilación y quitarnos “los pelos” cada vez que lo necesitemos. Atrás quedaron las cuchillas y el sufrir con la depilación. Ahora, además, nos podemos depilar de manera ecosaludable, cuidando nuestra piel.

Piedra pómez

Otro método de depilación natural milenario es utilizando la piedra pómez. Se utiliza con la piel húmeda y haciendo fricción con un poco de jabón en movimientos circulares y giratorios. No se recomienda para pieles sensibles ni secas. Mira las utilidades de la piedra pómez en este vídeo.

Métodos definitivos de depilación

Fotodepilación

Existen dos métodos de fotodepilación, la depilación láser y la luz pulsada. En ambos casos de trata de métodos de depilación que utilizan la luz para eliminar el vello. De hecho, eliminan el folículo piloso a través del calor. Es un método duradero y en muchos casos definitivo.

A pesar de que no se trata de métodos naturales para extraer el vello, si podríamos decir que son bastante sostenible por los siguientes motivos:

  • Tiene efectos prolongados, en algunos casos definitivos
  • Aunque la máquina consume energía, en centros de belleza, es usada por muchas personas, con lo que se reduce el impacto;
  • Cuanto mejor sea la máquina, mayor es su vida útil y por lo tanto su nivel de contaminación es más bajo;
  • Hay que evitar los cabezales de un solo uso;

Las máquinas buenas y sus recambios pueden ser devueltas a sus fabricantes para su eliminación o reciclaje;

Depilación por electrólisis

La electrólisis consiste en “quemar” el folículo del vello para que no vuelva a reproducirse. Las máquinas utilizan una combinación de electricidad y calor para lograr un resultado óptimo. Es un método duradero y en algunos casos definitivo, pero es bastante doloroso y muy agresivo con la piel.

Tanto en el caso de la fotodepilación como en el de la electrólisis, no son métodos naturales de extracción del vello por lo que agreden en cierta medida la piel – especialmente notorio es el caso de la electrólisis pues podemos ver las postillas de los folículos quemados después del tratamiento y que no se curan hasta que no pasan varias semanas. Sin embargo, tampoco son sistemas contaminantes y lo cierto es que son irreversibles, es decir, una vez que lo hagamos el pelo no vuelve a salir, o si lo hace, disminuye la calidad y la intensidad.