Receta tradicional: Rabo de toro estofado

Milhistorias: receta productos ecologicos a domicilio
Ingredientes: 

1 kilo rabo de terneta
500 gr. cebolleta tierna
600 gr. pimiento: uno rojo, uno verde, uno amarillo
500 gr. zanahorias
5 dientes de ajo grandes
3 hojas de laurel
500 gr, tomate pera (maduros)
2 puerros
500 gr. patatas
Medio litro de vino oloroso o un amontillado
Sal, aceite y pimienta.

Elaboración: 

Salpimentaremos cada uno de los trozos del rabo de toro y los pasaremos por harina ligeramente y lo doraremos en una sartén con abundante aceite de oliva hasta que queden dorados por fuera.

Mientras se doran podemos ir picando bien las verduras y una vez lo tengamos todo, podemos usar el mismo aceite de la carne para pocharlas eliminando el exceso si fuera necesario.
Con la carne ya apartada, en primer lugar sofreiremos las zanahorias con los ajos y la cebolla y una vez los tengamos, añadimos el resto de verduras y la carne junto con el laurel.
Una vez esté todo en la olla y comience a ligar, añadimos el vino y completamos hasta cubrir con agua. Tan sencillo como esto, ahora toca esperar alrededor de dos horas u media a fuego lento mientras la carne se queda tierna.
Conforme pase el tiempo la carne se irá reblandeciendo hasta quedar muy muy tierna, por lo que es importante que si la movemos lo hagamos con mucho cuidado para que luego en el plato podamos encontrar el trozo de rabo completo y visualmente atractivo.

Pasado el tiempo de cocción y con la carne ya tierna, la retiramos junto con el laurel, dejando en la olla lo que va a ser la salsa. Para ello, la trituraremos hasta que quede homogénea y la pasaremos por un chino para eliminar los trocitos de piel de tomate y otros grumos que nos podrían afear el plato.

Si nos ha quedado muy líquida podemos seguir cociendo hasta que reduzca y consigamos la textura que queremos. Una vez la tengamos solo tenemos que integrar la carne y dejar reposar ya que como sabéis, este tipo de platos está mucho mejor de un día para otro o incluso dos.
A la hora de comer daremos un último calentón y lo serviremos con una abundante fuente de patatas fritas en gajos

Autor/a: 
Laura Pérez
Número de comensales: 
5 personas